Jmserrat.com

Foro de la web Oficial de SERRAT
Volver a la página principal de la web
Fecha actual Mar Sep 02, 2014 5:37 pm

Todos los horarios son UTC + 1 hora




Nuevo tema Responder al tema  [ 3 mensajes ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: Vie Feb 17, 2012 8:05 pm 
Desconectado
Serratiano Master
Avatar de Usuario

Registrado: Jue Ene 11, 2007 9:03 pm
Mensajes: 1395
Ubicación: Monterrey
Queridos amigos:
En 1998 Serrat publicó Sombras de la China. En ese tiempo, una revista me pidió que hiciera un comentario sobre el disco. Lo hice, pero cuando se los llevé me dijeron que estaba larguísimo y nunca lo publicaron. Ahora, revisando unos archivos, me lo encontré y quise enviárselos a las dos personas más serratianas que conozco. Han pasado 11 años desde que lo escribí. Ahí les va, para que se entretengan. Un abrazo. NM

Sombras de las sombras de Serrat
Por Nacho Méndez

Dicen que la juventud se manifiesta por la capacidad del individuo a ser diferente cada día, a buscar cotidianamente una nueva identidad. Si esto es cierto, mi compadre Joan Manuel Serrat es la persona más joven que conozco. Lejos de reposar en la tranquilidad del éxito, Juanito tiene la osadía de sorprendernos con una nueva cara. Todo esto lo digo después de escuchar varias veces su nuevo álbum, Sombras de la China.

Para ser sincero, la primera vez que escuché el material, me quedé perplejo. Especialmente después de la canción que le da título al disco. Desconcertado, diría yo. Si me hubieran pedido hacer un comentario en ese momento, me hubiera quedado mudo. Sólo después de valorar en su conjunto la propuesta completa del disco me permito llegar a conclusiones.

La sensación que tuve después del primer encuentro, fue la de estar oyendo a un nuevo Serrat, sin poder precisar en qué consistía la novedad. Como soy un hombre ordenado y analítico, resolví detectar primero las canciones que podrían ser típicamente serratianas, para eliminarlas y así llegar a las que me provocaron desconcierto.

La canción más serratiana, para mi modo de ver, es Princesa. Es la primera que me gustó. Confirmé una vez más la capacidad de Joan Manuel para hacer retratos de una nitidez impresionante, con los detalles geniales que lo caracterizan. En su galería de retratista figuran, entre otros personajes: La tieta (1966) Els vells amants (Los viejos amantes, 1967) La Carmeta (1968) El titiritero (1969) Manuel (1969) Penélope (1969) Mare Lola (Madre Lola, 1970) Muchacha típica (1970) Los debutantes (1970) Tío Alberto (1971) De parto (1974) Cenicienta de porcelana (1978) Kubala (1989) Juan y José (1991) Niño Silvestre (1994) Benito (1994) y La abuelita de Kundera (1994).

Otra canción que podría haber estado en cualquiera de sus discos anteriores es: Fe de vida. El texto arrebatado y el tratamiento musical la convierten en el tema de más "garra". Un tema de proporciones épicas. Para acabar con el cuadro. Tiene, además, una cadencia creciente, que la eleva, la transporta hasta un clímax... y después, para finalizar, desciende de nuevo a la placidez post-orgásmica; a la planicie tranquila, serena. Está en la línea de temas como Y el amor (1991) El hombre y el agua (1991) y Utopía (1991). En un contexto más general, podríamos considerar que formaría parte de algunas reflexiones filosóficas y, en cierta forma, autobiográficas, como Ara que tinc vint anys (Ahora que tengo veinte años, 1966), Com ho fa el vent (Como lo hace el viento, 1968) Si la muerte pisa mi huerto (1970) Aquellas pequeñas cosas (1971) Para vivir (1974) Conversando con la noche y con el viento (1975) Per què la gent s'avorreix tant? (¿Por qué la gente se aburre tanto, (1980) A quien corresponda (1981) Hoy puede ser un gran día (1981) Cada loco con su tema (1983) De vez en cuando la vida (1983) No esperes (1983) Aixó s'està ensorrant (Esto se está hundiendo 1984) El món està ben girat (El mundo está al revés, 1984) Sería fantàstic (Sería fantástico, 1984) Fa vint anys que tinc vint anys (Hace veinte años que tengo veinte años, 1984) Llegar a viejo (1987) Detrás, está la gente (1987) Si no fos per tu (Si no fuera por ti, 1989)

Para continuar con el descarte, elijo Buenos tiempos. También esta es una canción que se inscribe dentro de una línea ya recorrida por Joan Manuel. En cierta forma me recuerda a En paus (En paz, 1989) y La gente va muy bien (1994). También tiene un antecedente directo en Bienaventurados (1987) "...corren buenos tiempos para la gente marchosa"

Y ya. Esas son las tres canciones que me reafirmaron sin lugar a dudas la paternidad serratiana. Pero ¿y las demás? Quiero dejar para el final el análisis de Sombras de la China y Los macarras de la moral. Ya ustedes verán por qué. Entonces me quedan seis temas que tienen una característica común: Son seis temas de amor, o aparentemente lo son. Y ahora sí, ya apareció el peine (como se dice por acá).

El disco me pareció tan distinto porque no es usual para Serrat incluír en un elepé, o álbum o compact o como se diga, tantas canciones de amor. Y ya tenía mucho tiempo sin abordar este tema. Para nosotros aquí en México, lo más normal es que nuestros compositores hagan canciones de amor. El 90% de las canciones mexicanas agotan el tema. Serrat se había caracterizado por no abusar de él. O, por lo menos, tratarlo de una manera indirecta. Es raro que Serrat se comprometa directamente en una canción dirigida a una pareja amorosa. Vamos a revisar su producción total, para identificar las canciones correspondientes.

Ella em deixa (Ella me deja, 1965) El mocador (El pañuelo, 1965) Quan arriba el fred (Cuando llega el frío, 1966) y Sota un cirerer florit (Bajo un cerezo florido, 1966), que son de sus primerísimas canciones, tratan el tema del amor. En la primera canción que Serrat escribió en su vida, Ella em deixa, la chica que él ama se va con un hombre mayor. Las otras tres también tratan el tema del amor que ya se fue.

Paraules d'amor (Palabras de amor, 1967) es la primera gran canción romántica de Joan Manuel, que sigue vigente en sus conciertos. "Ella me quiso tanto, yo la quiero todavía". Describe un amor de adolescentes, que recuerda con nostalgia. "No sabíamos más, teníamos quince años." De mica en mica (Poco a poco, 1968) la chica que vivía con él lo abandona, pero no por irse con otro hombre, sino, simplemente porque "la casa es muy oscura". Saps (Sabes, 1968) es un nostálgico recuerdo de alguien que ya no está, y lo mismo sucede con Marta (Marta, 1968).

Luego aparece un tema que, en su momento, representó un reto para la sociedad puritana de la época franquista. Poco antes de que den las diez (1969) es, más que una canción de amor, una descripción de la relación íntima con una chica que debe llegar a su casa "poco antes de que den las diez" para que no la riñan sus padres. En el mismo disco aparece En nuestra casa (1969), tristísima evocación de un amor que ya no está: "En nuestra casa ya no se oye tu voz, la noche va llenando toda la habitación". Tu nombre me sabe a yerba (1969) es la primera canción en que Serrat, hablándole a una mujer en segunda persona y en tiempo presente, le confiesa: "Porque te quiero a ti, porque te quiero, cerré mi puerta una mañana y eché a andar". Poema de amor (1969) tiene un lenguaje más romántico, pero le habla a una persona que, aunque no lo dice, da a entender que ya no está con él, porque utiliza el pretérito: "el sol nos envolvió ayer sobre la arena". Este ayer puede ser un ayer real o un ayer poético que significa "alguna vez en el pasado".

Luego, encontramos la historia de Conillet de vellut (Conejito de terciopelo, 1970) Cuenta, en tercera persona, la historia de una mujer a la que él ama, y esta chica (una modelo de fotografía) lo deja por irse con un viejo. Por otro lado Quasi una dona (Casi una mujer, 1970) es una historia deliciosa de su relación con una adolescente que "Es casi una mujer, que me mira casi como una mujer, me escucha casi como una mujer, y tiembla casi como una mujer, como una mujer que te quiere, como a nadie, y que por la mañana abre los ojos contigo". En Adéu, adéu, amor meu i sort (Adiós, adiós, amor mío y suerte, 1970) se despide una vez más de un amor, como ya lo había hecho en otras canciones. En Como un gorrión (1970) nos describe a esa chiquilla que "es menuda como un soplo y tiene el pelo marrón y un aire entre tierno y triste, como un gorrión", pero no expresa directamente su amor por ella.

La mujer que yo quiero (1971) habla de un amor presente, pero, otra vez, en tercera persona. Aquí hay una línea maravillosa: "La mujer que yo quiero no necesita deshojar cada noche una margarita" ¿Qué les parece? Lucía (1971) viene a ser, en el momento de su aparición, la canción más romántica de Joan Manuel. "La más bella historia de amor que tuve y tendré" es una frase contundente. Y está escrita en segunda persona: "Vuela esta canción para ti, Lucía..." Pero, otra vez, es un amor que ya no está.

Dos años después, "asomado al balcón, espera y espera... que regrese Helena (1973) y en Menuda (1973) canta "Piensa en mí, menuda, piensa en mí..." aunque, por alguna razón, ella no está con él. En Cançó de l'amor petit (Canción del amor pequeño, 1980) nos confiesa que "tiene un amor pequeño" y hacia el final cambia el tono narrativo y se dirige a ella en segunda persona: "Yo tengo un amor por ti que se pone a bailar cuando le dan cuerda."

Un año después encontramos No hago otra cosa que pensar en tí (1981) Esta es una canción de amor en la que, sin embargo, no hay expresiones de amor concretas. Me imagino que si mi compadre decide hacerle una canción a una mujer es porque la quiere mucho. Y hace esfuerzos por componer la canción: "Tomé papel y lápiz y esparcí las prendas de tu amor sobre la mesa". Pero, aunque la inspiración no llega, Juanito logra hacer una de sus canciones más trascendentes.

Querida (1983) es una canción prodigiosa, dedicada a la mujer que ama. Pero esta mujer, tiene la característica de transformarse, a veces, en una persona extraña, diferente. De hecho, le canta la canción a la extraña y le pide que busque a la otra, porque "le juré amor eterno y no quisiera quedar en entredicho". Sinceramente tuyo (1983) en el mismo disco, es otra de mis grandes favoritas. Joan Manuel le pide a la mujer que lo quiera como es. Que no le pida cambiar. Este es un tema universal. Una canción sin desperdicio. Me hace llorar el final siempre que la escucho: "Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio." Yo ya adopté esta canción con mucho cariño, la cuido permanentemente y la saco a pasear de vez en cuando.

Once años después aparece Entre un hola y un adiós (1994) Un reencuentro con una antigua novia que, sin embargo, ya no despierta en él un interés mayor que el de recordar detalles de la relación. Y hasta aquí llegamos. Si hacemos a un lado las canciones nostálgicas en las que nos cuenta amores que ya se fueron, o aquéllas que describen relaciones, pero sin expresar propiamente amor, como Poco antes de que den las diez (1969) o Quasi una dona (Casi una mujer, 1970) y nos quedamos únicamente con las canciones en que declara su amor presente, tenemos: Tu nombre me sabe a yerba (1969) Poema de amor (1969) La mujer que yo quiero (1971) Menuda (1973) Cançó de l'amor petit (Canción del amor pequeño, 1980) No hago otra cosa que pensar en ti (1981) y Sinceramente tuyo (1983).

Fíjense ustedes. Joan Manuel Serrat ha compuesto, en 34 años, 230 canciones. De estas, 160 tienen letra y música suya y en otras 27 hizo la música, pero escribió la letra en colaboración con alguien. En total 187 canciones, además de 43 en las cuales hizo la música sobre un poema existente. (Y una en la que hizo la letra, pero no la música: Penélope (1969) con música de Augusto Algueró.)

188 canciones en 34 años y sólo podemos encontrar 25 de amor hasta 1983. Y ahora, en Sombras de la China encontramos ¡Seis canciones sobre el tema del amor! ¡Seis en un sólo disco! ¡Quince años más tarde!

Analicémoslas: La primera, que además resulta ser la más romántica de todas, es Más que a nadie y más que a nada. La letra es de Serrat y Luis Cernuda, con música de Joan Manuel. ¿A quién le canta esta canción? Hay una frase clave: ""Que te quiero sobre todas las mujeres, te lo he dicho con el pan de cada día" Es una mujer con la que comparte diariamente el pan en la mesa, es decir, se la canta a su mujer, a su esposa.

Pero, en el siguiente tema nos habla de "una Secreta Mujer". Tener una mujer secreta no le permite dormir; la tiene "atravesada entre los párpados". Y si en verdad ama a su mujer, como nos lo dijo en la canción anterior, ésta otra representa "su desventura y su fortuna". ¿Cómo puede mi compadre contarle al mundo que tiene una secreta mujer? La primera respuesta que se me ocurre es: La letra no es completamente suya. La escribió en colaboración con Eduardo Galeano. Es Eduardo Galeano quien tiene una secreta mujer. Mi compadre no.

Ahora vamos a La hora del timbre. Aquí ya nos habla descaradamente de su relación con la secreta mujer. Con lujo de detalles nos describe los encuentros amorosos que tienen lugar en un "pequeño edén". ¿Qué pasa? ¿Tiene o no tiene una secreta mujer? ¡Ah! Otra vez existe una explicación: La letra ha sido tramada por José Luis Pérez Mosquera y Joan Manuel Serrat. De modo que seguramente es José Luis quien tienen los encuentros amorosos con la chica de los "caramelos asomándose a un escote". Mi compadre no.

Aquí hago un paréntesis para subrayar que, haciendo a un lado los discos en que musicalizó a grandes poetas, Machado (1969) Hernández (1972) Salvat Papasseit (1977) y Benedetti (1985), es muy raro que Serrat haga letras en colaboración con otros. Unas quince canciones en toda su historia y aquí tenemos tres.

Una vieja canción no la iba a contabilizar entre las canciones de amor, pero por supuesto que lo es. Evoca un amor del pasado. Esa canción que "viene a tu encuentro desde el olvido, reclamando una deuda que nunca acabas de pagar". ¡Claro que es de amor! Es más. Me encanta. (Ya me la aprendí). Si la contamos como canción de amor, y creo que lo es, sin lugar a duda, son entonces seis los temas amorosos de este compact.

Y ahora viene la más enigmática de este grupo: Me gusta todo de ti, pero tú no. Aquí hay que hacer una diferencia. Una cosa es gustar y otra es amar. Me gustas, pero no te amo. Me gustas por fuera, pero no me gusta cómo eres. No soporto tu manera de ser. Lástima de muñequita perfecta. En estricto rigor, no es una canción de amor, sino todo lo contrario. Entonces, para ser más exactos diríamos que son cinco canciones de amor y una de todo lo contrario. Por otro lado, es una canción única. Un tema sui generis. En una pequeña encuesta entre mis amigos y amigas encuentro un consenso. Primero, que a todos les gusta muchísimo. Y lo que añaden es: "Yo he pensado eso muchas veces, incluso se lo he dicho a alguien... pero no me atrevería a decirlo en una canción. Me parece muy grueso". ¿Por qué mi compadre sí se atreve? Aquí no hay pretexto de co-autoría. El tema es 100% de Serrat.

Hay una primera explicación, y esto va también para las anteriores: El compositor no tiene la obligación de respaldar personalmente cada letra que escribe en primera persona. Se hacen canciones para que las cante todo mundo, no necesariamente para contar nuestras intimidades. Ya hay antecedentes en la discografía serratiana de canciones que, aunque están escritas en primera persona, no necesariamente reflejan la posición real de mi compadre ante la vida. Son, digamos, como personajes de una obra de teatro a los que se les escribe un parlamento y lo recitan. En este supuesto están: De cartón piedra (1970), "De una pedrada me cargué el cristal..." Yo me manejo bien con todo el mundo (1983), "Con mi mujer, cuando nos vemos, nunca tenemos el más mínimo conflicto: ella se ocupa de alimentarme los niños y yo le paso un tanto al mes por los servicios" Entre un hola y un adiós (1994), "Me halaga que me recuerdes como tu primer amor, aunque tal vez me confundes con algún otro señor" La verdad estaría difícil que alguien confundiera a mi compadre. Por dignidad (1994) "Y lo sé, lo supe siempre, que se acuesta con cualquiera y ellos piensan que eso, un hombre como tal, no lo tolera." y Mensajes de amor de curso legal (1994) "Pero no quiso mi vida. Sólo me pidió dinero, dinero, para irse más lejos de mí." Esta, como les digo, es mi primera explicación.

El disco se cierra con el tema Dondequiera que estés. Es, por los cuatro costados, una canción de amor. Dedicada a un amor del pasado, pero enviándole su amor en tiempo presente. La canción contiene varias frases prodigiosas, insuperables: "y por fría que fuera mi noche triste, no eché al fuego ni uno sólo de los besos que me diste". Y fíjense ahora en la universalidad de esta otra frase: "la melancolía de los fugaces amores eternos". Se las dejo de tarea y cuando me vean, me comentan.

Ahora sí, llegó el momento de atacar las dos primeras canciones del disco. Los macarras de la moral es un tema en el que Juanito se queja de la sociedad puritana que le jode a uno la vida desde niño diciéndole qué se puede hacer y qué no. Le obligan a uno a guardar las apariencias, a no decir lo que realmente quiere decir porque "está mal" y porque una persona decente "no hace ni dice esas cosas". La verdad es que la vida es muy corta para pasársela amordazado y atado de pies y manos. ¡Bravo por la canción! Me adhiero gozosamente a su denuncia. Hay que defender al hombre libre que, según estos macarras, es "más o menos responsable de todos los males" ¿Por qué? Fíjense qué conciso: "porque piensan por su cuenta, sueñan y lo dicen."

En este tema me llama la atención el arreglo tipo tablao flamenco, con palmas y jaleos. Esto no es propio del Serrat que conocemos. Pero ya les digo que Juanito me sorprende con su capacidad para ser completamente diferente cada vez. Los macarras de la moral tiene un antecedente: La consciencia (La conciencia, 1984) "Nos la endosan desde la infancia. Es partidista y desproporcionada. Complemento del pecado y del remordimiento, no nos deja dormir en paz y nos quita el hambre."

Un comentario. Sabemos que Juanito "prefiere las voces de la calle a las del diccionario" (Cada loco con su tema, 1983) pero resulta que algunas que seguramente son voces de la calle en España, en México son del diccionario. Aquí les va un pequeño glosario de palabras que Serrat usa en este disco y que me resultaron incomprensibles. Casi todas en la canción que ahora comento. Consulté el Diccionario de la Real Academia Española y el María Moliner. Calabobos: lluvia menuda y persistente; jindama: miedo, cobardía; canguelo: miedo, temor; chulapos: madrileños de clase baja; carcamales: personas viejas y achacosas; zarrio: andrajo; retales: retazos, recortes. No pude encontrar la palabra "macarras". Intuyo que se trata de personas desagradables. Tampoco sé qué es "echar morro", pero podría ser "poner cara de enfadado". El gato de Chesire es, por supuesto, el de Alicia en el País de las Maravillas.

En estos momentos me habla por teléfono mi amigo Santiago y me dice que "macarra" es una palabra muy usada en España y que equivale a "padrote" o "chulo", es decir, el que vive de las mujeres. En ese caso tiene sentido ser un "macarra" de la moral. Ignoro si es correcto el dato, pero se los paso al costo.

Yo no sé si mi compadre citó voluntaria o involuntariamente a uno de nuestros clásicos, el insigne Fidel Velázquez, cuya frase (al menos aquí se la atribuimos a él) es "el que no se queda quieto no sale en la foto".

El caso es que esta canción como que convalida la libertad que tenemos todos de ampliar los límites de la moral pre-establecida, y explicaría en parte lo que habíamos comentado sobre las canciones de amor incluidas en este disco.

Y así llegamos al final. En este caso, al principio, es decir, al tema Sombras de la China. En una primera lectura entendí lo siguiente: Es la historia de un marinero, de piel oscura y ojos pequeños. Primer paréntesis: ¿Árabe, africano, indio, caribeño o sudamericano? Definitivamente no europeo. Este personaje iba a la cantina y "a cambio de una cerveza" se ponía a hacer con sus manos una serie de sombras chinescas, para deleite de los parroquianos. Le llega una mujer en abril, se enamoran, pero ella lo abandona al empezar el invierno. ¿Por qué tenía yo esa extraña sensación de que no me importaba un comino la historia de este marinero? ¿Serrat, el gran retratista no lograba definir bien a su personaje? ¿Lo desdibujaba?

En lecturas posteriores reparé en un hecho: La última estrofa está cantada en primera persona: "La vida vino del sur y se me llevó con ella". ¿Qué era esto? Entonces no es la historia del "hombre que vino del mar". Entonces este personaje está ahí para causarnos un descontrol, un destanteo. "Fíjense ustedes en este hombre para que no me vean. Para que no se den cuenta que estoy atrás de las sombras", parece decir Joan Manuel. ¿Le llegó un amor a mi compadre en abril? Si llegó "recitando viejas coplas, ¿no sería un amor que volvía del pasado? "Vea a Pierrot llorando por Colombina" es una frase que no le queda al señor morenito. Definitivamente no son personajes propios de un hombre ajeno a la cultura europea. Pero sí de Joan Manuel: Pierrot, llorando por Colombina que se fue con las primeras nieves. ¿Será que el lobo de la estepa aúlla cuando busca a su compañera? ¿O que la liebre se le escapó y lo deja haciendo el ganso (el tonto)?

Finalmente "la vida vino del Sur" ¿De África? ¿De Argentina? Eso explicaría el bandoneón que acompaña los temas amorosos del disco ¿De Brasil? Por aquello de "las sombras llenas de estrellas" Y ¿qué es la vida? "Vida, vida de mi vida, vida que da vida, vida, vida que acecha, vida que ríe, vida que besa..."

Cuando ya estaba a punto de solicitar mi ingreso en Scotland Yard y de cambiarme el apellido Méndez por el de Holmes (suena mejor Nacho Holmes que Sherlock Méndez), llego a la frase clave del disco: "Lo que soy y lo que tengo sólo serán sombras, sombras de la China". O sea: "No se crean nada de lo que digo ni de lo que canto. Ahórrense sus conclusiones detectivescas. Están viendo ustedes algo que parece ser algo, pero que en realidad es una ilusión, una sombra." Me rindo. Mis conclusiones han quedado sepultadas en las sombras. Sombras de las sombras.

P.D: El disco es altamente recomendable.

_________________
"En esta vida lo importante no es lo que te ocurre sino cómo lo afrontas" JMS


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Vie Feb 17, 2012 8:09 pm 
Conectado
Serratiano master del universo nivel 2
Avatar de Usuario

Registrado: Vie Ene 19, 2007 7:33 pm
Mensajes: 10203
Ubicación: Sentmenat (Barcelona)
Extraordinario articulo sobre este disco, gracias Nacho y a Juan Lauro por subirlo.
Un abrazo.

_________________
Salutacions cordials/Saludos cordiales.
Pere Mas Pascual
http://www.geocities.ws/jmserrat/
Videos: http://es.youtube.com/user/latieta
FB : http://www.facebook.com/profile.php?id=1482050796


Arriba
 Perfil  
 
NotaPublicado: Sab Feb 25, 2012 12:37 am 
Desconectado
Serratiano Master del Universo

Registrado: Jue Ene 11, 2007 10:40 pm
Mensajes: 2067
Ubicación: México, D.F.México
Un abrazo por este conducto a Nacho Méndez, el compadre de Serrat. Su mamá fue mi maestra en tercer año de primaria. Sus clases inolvidables, todo lo aprendimos cantando. Seguramente Doña Aurora Parra de Méndez también educó a sus hijos con música.

Ety

_________________
En caso de duda, consultar a los poetas


Arriba
 Perfil  
 
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 3 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron
Powered by phpBB® Forum Software © phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com