Avatar de Usuario
Damablanca
Serratiano master del universo nivel 1
Mensajes: 3365
Registrado: Jue Ene 11, 2007 11:14 pm

Lun Ene 15, 2007 6:40 pm

¡Pedazo de músico!
:!:
Si las piedras hablaran sólo un poeta las escucharía.

Avatar de Usuario
Luisa
Serratiano master del universo nivel 2
Mensajes: 6222
Registrado: Jue Ene 11, 2007 7:52 pm
Ubicación: SEVILLA (España)
Contactar: Sitio web

Lun Ene 15, 2007 7:21 pm

Muy buena propuesta Gorrión.

Damablanca lo ha dicho todo, TELA DE BUENO y la horma para el zapato de Serrat. :P

Luisa
Luisa

Dondequiera que estés, si te acuerdas de mí.

Avatar de Usuario
Estela
Serratiano benjamín
Mensajes: 193
Registrado: Jue Ene 11, 2007 9:30 pm
Ubicación: Mendoza - Argentina

Mar Ene 16, 2007 3:52 am

A mí me conmueve la modestia, el "bajo perfil" y el profesionalismo de este hombre talentoso.

Su versión pianística de "Lucía"... sin palabras...

Mis más cordiales saludos para él.

Estela
"Existe el otro Universo,
el del Corazón Humano..."

Avatar de Usuario
Juan Lauro
Serratiano Master
Mensajes: 1451
Registrado: Jue Ene 11, 2007 9:03 pm
Ubicación: Monterrey

A la sombra de Joan

Dom Ene 21, 2007 4:01 pm

Ricard Miralles, el pianista de Serrat: A la sombra de Joan

En "Serrat sinfónico", la gira que lo trae de vuelta a Chile, hay algo indispensable para Joan Manuel Serrat: en el piano, el maestro Ricard Miralles. El hombre que ha hecho que Serrat suene como suena.

Todo cambia en la gira que en estos días tiene a Joan Manuel Serrat dando conciertos de carácter sinfónico en dos continentes. No hay modo de mover a una orquesta de 87 personas, así que en cada lugar que visita hay músicos nuevos, nuevos instrumentos, aparecen nuevas canciones y ni siquiera un puesto estratégico como el del director de la orquesta es constante. Pero hay algo que Serrat no cambia. Su hombre de cabecera. Su mano derecha. El músico que más años ha trabajado a su lado. Su pianista, Ricard Miralles.

Una inesperada lluvia cae sobre la ciudad de La Plata, donde en unos minutos más el cantante presentará su disco "Serrat sinfónico" (2003), y mientras el anfitrión habla con la prensa, Miralles está en el camarín de los músicos. El de esta noche será el séptimo concierto de la gira, y luego de España y Argentina el destino es Chile, donde darán tres conciertos con el mismo director del disco, el catalán Joan Albert Amargós. Y con Miralles al piano, tal como hizo cuando acompañó a Serrat en 1970 en el Teatro Municipal de Santiago.

Ricard Miralles tiene los mismos sesenta años de Serrat. "Soy como Joan Manuel. Yo nací en el 44", sonríe. Y tocar con orquesta no es del todo nuevo para él. "Antes era una orquesta más mixta, entre popular y clásica. Y ésta es más sinfónica", distingue, pero de hecho su trabajo siempre fue hacer los arreglos orquestales de Serrat. Desde el comienzo. "Él había hecho alguna cosa antes, pero empezamos juntos casi en seguida. En el 69 vinimos por primera vez a América".

El inicio data de un año antes. "Per Sant Joan" (1968) fue la primera grabación conjunta: ambos tenían 24 años entonces. Luego vino lo más dorado. En el LP "La paloma" (1969) Miralles dirige y arregla canciones como "La paloma", "Manuel", "Tu nombre me sabe a yerba" y "Balada de otoño". Seguirían discos históricos como "Dedicado a Antonio Machado, poeta" (1969), con "Cantares"; "Mi niñez" (1970), con "Señora"; "En tránsito" (1981), con "A usted", "Esos locos bajitos", "No hago otra cosa que pensar en ti" y "Hoy puede ser un gran día"; o como "Cada loco con su tema" (1983) y "Bienaventurados" (1987).

Ése fue el último en mucho tiempo. Ambos se apartaron, el pianista trabajó con Alberto Cortez, pasaron quince años antes del reencuentro, en el reciente álbum "Versos en la boca" (2002). Y Miralles extrañaba el hogar.

"Cómo no. Tienes que pensar que empecé a trabajar en plan serio y con éxito internacional con Joan Manuel y luego hice otras cosas, pero siempre uno tiende a volver a los orígenes", dice, aunque esta vez su rol sea de pianista más que de arreglador. "Es un trabajo que estaba muy encarrilado, pero también es un gusto tocar en piano cosas que hacen los demás. No siempre estoy en el segundo plano. Tengo una parte en que acompaño a Joan Manuel como pianista solo, entonces, vamos, eso no lo ha escrito nadie: lo he escrito yo".

Miralles tiene en la memoria el día en que conoció a Serrat. "Me acuerdo perfectamente del día en que me lo presentaron. Eso fue sobre el año 66. Yo estaba haciendo el servicio militar en Palma de Mallorca: catorce meses en la isla. Y él estaba cantando por allí. Ya lo conocía porque en seguida tuvo en ese movimiento de la cancó catalana un carisma especial. Todo el mundo hablaba de ese chaval".

El propio Miralles es hijo de músico. Su padre lo inscribió a los siete años en el Conservatorio Superior Municipal de Música de Barcelona, donde estudió solfeo, armonía y toda la carrera de piano. "Y luego empecé a hacerme músico cuando salí de allí en cabarets, todo el proceso. Éramos aficionados al jazz y tal, hacíamos algún festival en que también participaban algunos de la nueva cancó, y así hubo acercamientos. Es una cuestión más que nada de coincidencia de edad y de de sitio, geográfica".

Ya sobre el escenario, hay un momento en que Serrat se sienta al lado del pianista en el taburete. Y últimamente además ha agregado un nuevo segmento de canciones: entonces la orquesta enmudece y es sólo el piano el que se oye en "Balada de otoño", "Disculpe el señor", "Palabras de amor" o, para alguno de los bises, "No hago otra cosa que pensar en ti". A la hora de las presentaciones, el cantante dedica tres palabras a su compañero. "Maestro Ricardo Miralles", antes de una ovación.

"Él hace sus canciones y yo he intervenido como arreglador", dice el pianista, acerca de cómo ha sido grabar 21 discos en 26 años con Serrat. "Él confecciona todo. Dijéramos que he hecho algunas introducciones, los interludios y la manera de armonizar los temas. Yo hice lo que podía llamarse las primeras versiones. Siempre hay intercambio de opiniones. Pero Joan Manuel tiene la idea muy clara", dice Miralles, el más fiel compañero de ruta de Serrat. "Cada vez más".

David Ponce.
"En esta vida lo importante no es lo que te ocurre sino cómo lo afrontas" JMS

Avatar de Usuario
PeGaSiLLa
Serratiano Master
Mensajes: 1711
Registrado: Jue Ene 11, 2007 7:57 pm
Ubicación: Reus, Tarragona, España

Dom Mar 04, 2007 10:35 pm

Me gustaría saber la fecha de nacimiento de Ricard, he buscado datos sobre él y encuentro nada :?

Gracias y bes0s! :P
Pare, demà del cel plourà sang, el vent ho canta plorant.

Avatar de Usuario
Luisa
Serratiano master del universo nivel 2
Mensajes: 6222
Registrado: Jue Ene 11, 2007 7:52 pm
Ubicación: SEVILLA (España)
Contactar: Sitio web

Lun Mar 05, 2007 1:28 am

Miralles es muy entrañable, se le nota en su sonrisa, no recuerdo cuando tuve ocasión de hablar con él, es muy dulce, discreto, se nota que hay complicidad entre Serrat y él ...y a veces sus discusiones, son tal para cual, los dos se hacen querer.

Luisa
Luisa

Dondequiera que estés, si te acuerdas de mí.

Avatar de Usuario
alicia
Serratiano novel
Mensajes: 28
Registrado: Jue Ene 11, 2007 7:52 pm
Ubicación: Montevideo

Lun Mar 05, 2007 1:05 pm

De un programa de presentación:

Ricard Miralles

Ricard Miralles nace el 9 de Agosto de 1944. Cursa sus estudios musicales en el Conservatorio Superior de Música de Barcelona, su ciudad natal, bajo las directrices de los maestros Gibert Camins, Zamacois y Massiá. Se inicia en la música popular en el campo jazzístico y recibe influencias directas del gran Tete Montoliu, con el que compartió un gran afecto personal.

Como arreglista, ha colaborado en la realización de gran número de producciones discográficas de muy diversos estilos: ha hecho música para películas y acompañado a grandes artistas a lo largo de sus cuarenta años de carrera profesional.

Al lado de Joan Manuel Serrat desempeño la labor de director musical en dos periodos diferentes. El primero de veinte años y el segundo, el que se inició para el proyecto Versos en la boca. En medio de ellos, y durante una década, acompaño en sus recitales al artista argentino Alberto Cortéz.
----------------------------------
Y agrego yo: Fue Teté Montoliú el que vió que a Serrat le iría bien Miralles y los presentó en 1968. Lo primero que grabaron juntos fue Per Sant Joan.

Un abrazo,

alicia

Avatar de Usuario
Monica Silvia
Serratiano Master
Mensajes: 1051
Registrado: Vie Ene 12, 2007 11:20 am
Ubicación: Israel

Lun Mar 05, 2007 6:43 pm

PARA RICARD MIRALLES, TODO MI RESPETO Y ADMIRACIÓN,
ESTUVE LEYENDO SOBRE EL...Y HAY COSAS QUE IGNORABA, REALMENTE UNA BRILLANTE CARRERA!!!! UN SALUDO A TODOS!!! MONICA SILVIA, DESDE ISRAEL.

Avatar de Usuario
montse
Serratiano senior
Mensajes: 407
Registrado: Lun Ene 22, 2007 1:03 pm
Ubicación: Barcelona

Lun Mar 05, 2007 6:54 pm

Ridard Miralles, esa mano derecha de Serrat.

Para ti, que te mereces todo nuestro respeto y admidacion, por esos años al lado de nuestro Serrat, por acompañarlo ser fiel amigo, por todo eso y desde aqui, nuestro cariño y vaya una fuerte obacion....................
mont-serrat

Avatar de Usuario
vaig com les aus
Serratiano benjamín
Mensajes: 376
Registrado: Sab Ene 13, 2007 6:22 pm
Ubicación: VALENCIA-ESPAÑA

"BENDITO"RICARD

Mar Mar 06, 2007 3:09 pm

Me adhiero a todas las cosas bellas y justas que le decís al MAESTRO
Miralles. Solo añadir: empezaron con muy buen pie, adaptaron la bonita canción de Juan y Junior, por San Juan. Miralles hace unos arreglos fantásticos , ya y Joan Manuel, con 24 años, ya se resiste a ser un viejo entre los niños. Para mí, una de las canciones más bellas y conmovedoras que se han escrito, en este caso de la mano de un CUARTETO, Juan, Junior, Miralles y Serrat.¡Casi naaa!. ¡SE ME OLVIDABA.! ... Cómo la canta, JM!


No vull ser una vella, aquesta nit,ni les properes, entre vosaltres, amics i amigues. Una forta abraçada.
VAIG
Que tus contornos te quieran, que te respete la muerte.

Rosario
Serratiano novel
Mensajes: 39
Registrado: Vie Ene 12, 2007 2:36 pm
Ubicación: Montevideo

Mié Mar 07, 2007 4:09 am

Les recomiendo un reportaje realizado por Daniel Viglietti a Ricard Miralles, en la Radio El Espectador, en su programa Tímpano
http://espectador.com/_dyn/mediaNode/go ... =&id=89847
Es muy interesante, y se lo hizo en un viaje de avión. :o


Saludos,
Rosario
Es caprichoso el azar

Any
Serratiano novel
Mensajes: 27
Registrado: Jue Ene 11, 2007 11:41 pm
Ubicación: Argentina

Mié Mar 07, 2007 11:41 pm

Tomado de La Nación Line, Suplemento Cultura, 2/7/01

Entrevista con un músico excepcional
Ricardo Miralles, el alma sonora de Serrat
El pianista y arreglador acompaña ahora a Alberto Cortez, pero siempre se lo recuerda como gran soporte del artista catalán

* Dice que siempre lo tentaron el jazz y las vanguardias
* Le parece que el tango y el folklore tienen enormes posibilidades, y cuenta que para él fue un honor darle la mano al Cuchi Leguizamón

¿Quién pudo haber olvidado -si lo escuchó alguna vez- el clima de aquellos primeros temas del disco de 1969 "Joan Manuel Serrat": "La paloma", "El titiritero", "Poco antes de que den las diez"? ¿Quién no atesora todavía, tras el paso de tres décadas, canciones como "Tu nombre me sabe a hierba" (por Dios, no yerba , como reza en alguna recopilación ulterior), "En nuestra casa", "Balada de otoño", "Poema de amor" o "Mis gaviotas"?

Todas ellas llevan el sello Miralles. Ricardo Miralles, desde el piano, supo entretejer en aquellos fines de los años 60 y principios de los 70 miles de notas, cadencias y comentarios musicales junto con un grupo instrumental que sonaba como la mejor música de cámara en el reino de lo popular.

Miralles acompañaba a Serrat en su doble rol de pianista y director musical desde aquel ignoto disco en catalán "Per Sant Joan", hacia fines de los 60, hasta el de "Los bienaventurados", en la década del 80.

Habían producido el encantamiento de miles de jóvenes ansiosos de buena música y mejor poesía cuando apareció el disco "Dedicado a Antonio Machado, poeta", con "Cantares", "Retrato", "Las moscas", "La saeta", "A un olmo seco"... Desde entonces, todo el mundo gozó al corear aquellos versos del poeta andaluz: "Caminante, no hay camino/se hace camino al andar". Después llegarían nuevas y emblemáticas, como "De parto", "Arena y limo", "Decir amigo"...

Vendría más tarde el maravilloso "Para piel de manzana", con "El carrousel del Furo", "Conversando con la noche y con el viento", "A ese pájaro dorado", "La casita blanca", que nunca más nos regaló Serrat en sus recitales. Les seguiría "En tránsito", con "Una de piratas", "Porque la quería", "Las malas compañías", "No hago otra cosa que pensar en ti", "Hoy puede ser un gran día", que el músico poeta rescata a medias en sus encuentros con la gente que lo ama.

Una elección difícil

Hacia mediados de los 80 aparecerían "Cada loco con su tema" y las canciones "Algo personal", "De vez en cuando la vida" y "Sinceramente tuyo". Y, hacia el final, "El sur también existe", dedicado al uruguayo Mario Benedetti, donde disfrutaríamos de aquel irrepetible "Una mujer desnuda y en lo oscuro", precedido por "Hagamos un trato" y "Los formales y el frío"...

¿Con cuál quedarse de toda esa sorprendente, antológica temática hecha poesía y canción, que enriqueció como nadie el cancionero en español de todos los tiempos?

Ricardo Miralles lo sabe, seguramente, pero jamás lo ha de proclamar. Le basta con haber sostenido con inagotable imaginación ese maravilloso cancionero con su bagaje de testimonio, ternura, humor y lirismo.

Para emprender esa gesta, Miralles estaba preparado sin saberlo. El lo cuenta, a instancias de LA NACION.

"Estudié armonía, contrapunto y composición con el maestro Joaquín Zamaçois en el Conservatorio Municipal de Barcelona. Empecé a los 8 y estuve allí hasta los 18. Pero a los 15 ya había andado con la orquesta de fiestas de mi padre (trompetista que aún vive) por los pueblos. Recuerdo que casi siempre cerrábamos la actuación de esos bailes con tangos orquestales, pero por cierto "berretas". Empecé tocando también la trompeta, pero entre todos me llevaron al piano. La consolidación de aquel aprendizaje en el conservatorio la logré después de los 18, al tocar en salones nocturnos. En esa época conocí a Teté Montoliú. Oficié incluso de lazarillo. El desde el piano me impregnó del aroma jazzístico."

-Te tentó el jazz...

-Sí. Cuando ya tenía 20. Y toqué muchísimo en Barcelona y Madrid. Aprendí mucho de Pedro Iturralde y Clide Humpton, de gente americana en el Whisky Jazz Madrid y en el Tamboree de Barcelona. Era jazz moderno, aunque me interesa el tradicional, sólo para escucharlo. Llegó entonces a mi entorno, mientras estaba en Palma de Mallorca, el movimiento de la Nueva Cançó a través de Pi de la Serra, a quien había acompañado en un disco. Pi me presentó a Joan Manuel en aquel tiempo del servicio militar. Por ese tiempo había firmado contrato como director musical y asesor del sello Discofón, que se manejaba muy a la antigua. Fue una lucha. Yo apuntaba a la música de Miles Davis y ellos miraban para atrás. Pero fue una época muy bonita.

-¿Qué pasó con Joan Manuel?

-Pues que yo estaba de vacaciones en la Costa Brava y Teté acompañaba, improvisando, sobre lo que Joan Manuel hacía en guitarra. Allí vino el episodio de Eurovisión en el que, como tú sabes, Joan Manuel se negó a cantar en castellano. La repercusión de esto empujó más a la fama a Joan Manuel, que ya tenía prestigio. Y como Teté se dedicaba al jazz y Serrat precisaba un pianista me preguntaron si me interesaría acompañarlo. Dije que sí porque, además, se duplicaba el sueldo de lo que me pagaban en la discográfica. Allí empezó mi historia de veinte años con él.

-Y, enseguida, América latina...

-Enseguida. Entramos por Río de Janeiro, a un gran festival de la canción popular. El concursó con "Penélope", que lleva música de Calderón. Pues allí surgieron varios contratos. Era la época en que triunfaban Sandro y Piazzolla con su "Balada..." y con el quinteto que tenía con Agri, Manzi, Cacho Tirao y Kicho Díaz. Eso me dio vuelta la cabeza por su inspiración y su hondura. También me llegó lo de Salgán y su estilo mozartiano y juguetón junto a De Lío.

-Pero lo tuyo con Serrat ¿intuías que era algo trascendente?

-Eramos jóvenes y entre nosotros reinaba un clima cordial. Pero lo tomábamos como un juego mientras se trabajaba en los arreglos. Yo tenía un block con pentagramas y hacía mis anotaciones mientras él tocaba la guitarra y cantaba cada tema. Entonces no se grababa nada en cassettes, como hoy, sino que la cosa era personal y directa. Entonces me ponía a elaborar como me habían enseñado en el conservatorio. Como me gusta mucho la música clásica, algo había aprendido. Incluso había gente que me llamaba "el sinfónico", porque manejaba bien el sector de cuerdas. Yo decidía, porque tampoco había productor (que muchas veces no saben nada). Nos preguntábamos con Joan Manuel sobre esto o aquello; él proponía, yo también, y nos entendíamos. Yo buscaba la variedad tímbrica y de conceptos rítmicos y armónicos en los arreglos, a veces con varios aciertos, a veces con menos. Nunca hubo problemas. Respetábamos el trabajo de cada cual.

-¿Por qué y cuándo ocurrió tu ruptura con Serrat?

-No fue exactamente eso. Cuando se estaba gestando el disco "Material sensible" en la discográfica -no sé por influjo de quién (nunca se sabe)- me proponen la dirección artística, pero no el rol de arreglador. Esto me sorprendió y me di el gusto de decir que no. Entonces nos separamos. Después Joan Manuel hizo "Utopía", "Sombras de la China"... con otros. Pero, eso sí, él siempre me manda, a través de su oficina, su último disco. El contacto no se perdió nunca. A tal punto que cuando murió José María Bardají, que arregló "Material sensible", el hijo me convocó al recital de homenaje a su padre pidiéndome que yo acompañara a Serrat porque a "papá, me dijo, le hubiera encantado". Fue entonces cuando a Joan Manuel le agarró esa angina.

-Vale decir que no tuviste disputas con Serrat.

-No tuve problemas con él. Cada artista tiene que cuidar su carrera. Por eso, seguramente él o su entorno decidieron que no haga yo los arreglos. Y yo no quise quedarme como simple director musical.

-Debe de haber sido fascinante verlos trabajar a los dos.

-Joan Manuel hacía sus canciones con su guitarra. Me preguntaba sobre algunos acordes algo raros y yo le explicaba. El tiene un talento innato para crear. Y yo estaba allí para despejar dudas. Yo siempre escribí para cada instrumento y luego venía el copista a pasarlo en las particellas. La exigencia era saber leer música. No como hacen los flamencos, que improvisan. Y lo hacen muy bien. Nosotros, en cada gira, fuimos cambiando la instrumentación. Desde el comienzo de una canción hasta los arreglos y ensayos pasaban dos meses y medio, generalmente.

El don de inventar

-De entre los discos ¿tienes alguno de tu preferencia?

-Si pienso en lo más logrado, me quedo con "El sur también existe". Lo que se logró allí tiene mucho valor. En un momento me sobrecogió esa canción por su significado. En realidad, no tengo muy presente todo. Tampoco soy dado a escuchar lo que hice. Sé que hay cosas que quedaron muy bonitas. Uno disfrutó con ese don de inventar melodías; sonaba muy fresco. Creo que con Joan Manuel me unía haber nacido en el mismo sitio y muchas otras coincidencias. Nunca tomamos lo nuestro como un trabajo. Yo lo asumí como cosa propia. No lo consideraba un encargo sino algo mío. En esa época estábamos muy lejos de lo que pedía el mercado discográfico. Nada tuvimos que ver con la exigencia de la moda. Además nunca me buscaron para estar en otra cosa. Sí me convocó, por ejemplo, Soledad Bravo para hacer un disco.

-¿A qué te consagraste en los últimos años?

-Desde 1989 me dediqué a la enseñanza en la Escuela de Música Creativa de Madrid. Allí venían muchos pianistas de la música clásica buscando adaptarse a la música popular. Por otro lado, formamos un dúo jazzístico contemporáneo con Horacio Icasto. Fue una época muy fructífera. Ofrecimos conciertos para televisión en "Jazz entre amigos". Con el jazz se hace poco dinero. De todos modos me encantaría hacer más cosas. En la enseñanza hay cosas implícitas pero olvidadas. Uno aprende enseñando. Yo veo en los jóvenes mucha técnica, mucha soltura, pero falta el concepto; no saben utilizar lo que han aprendido. Si uno estuviera bien pagado valdría la pena consagrarse a la enseñanza.

-¿Cómo se entabla tu vinculación con Alberto Cortez?

-En 1993 me llamaron para unas galas en España. Santiago Reyes estaba con Cortez. Allí surgió entonces "Lo Cortez no quita lo Cabral", con Facundo. Hicimos una gira por todo el país, desde Misiones hasta Ushuaia. Alberto es un tipo muy querido. En cuanto al trabajo, fue distinto que con Serrat. Aquí ya había arreglos hechos que yo podía retocar. Y me adapté. En estas giras últimas con Alberto tocamos con músicos de aquí. De lo que hicimos con Cortez, lo que más me place son los cinco discos de "Canciones desnudas".

-¿Compones?

-Compuse mucho para cine. Allí caben muchos estilos. Incluso en varios policiales para los que escribí. Por esto soy miembro de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. Para eso debo pagar mi cuota... Llevo 21 películas. Una con José Sacristán. Me encanta la preparación de una película, las escenas, el montaje. Es un mundo lejos de la música popular, donde hay muchos cholulos. Traté de hacer el trabajo lo mejor posible. Creo que los directores españoles no son muy amantes de la música. Yo admiro el lenguaje contemporáneo sin llegar a la atonalidad.

-¿Qué te hace feliz como músico?

-Entre otras cosas, el reconocimiento de la gente de mi profesión. Me tratan muy bien. Eso es lo mejor.

-¿Cómo asumes la música de América latina?

-Me gustan mucho el tango y el folklore, que han alcanzado una altura increíble, casi como la cubana o la brasileña. El tango tiene profundidades de la música clásica. Del folklore, me encanta el Cuchi Leguizamón. Para mí fue un honor estrecharle la mano. A él le gustó lo que hago en el piano.

-¿Tocas clásicos?

-Sí. Bach, Beethoven. Más que tocar, los leo. Sobre todo, el Clave bien temperado, de Bach, y las sonatas de Beethoven. También me interesan Bela Bartok, Ravel, Mahler, Shostakovich, Schoenberg, Messiaen, Penderecki. Las vanguardias me atraen siempre.

René Vargas Vera

Saludos .Any

nanita
Serratiano junior
Mensajes: 91
Registrado: Sab Feb 17, 2007 6:53 pm
Ubicación: Córdoba (España)

maravilloso miralles

Jue Mar 08, 2007 12:01 am

No me queda nada que decir ya que diria lo mismo que vosotros, sobre todo Gorrión parece como si me hubiera leido el pensamiento.
Miralles me fascina y sobre todo me emociona.

Un besote
Hoy puede ser un gran día

nanita
Serratiano junior
Mensajes: 91
Registrado: Sab Feb 17, 2007 6:53 pm
Ubicación: Córdoba (España)

maravilloso miralles

Jue Mar 08, 2007 12:01 am

No me queda nada que decir ya que diria lo mismo que vosotros, sobre todo Gorrión parece como si me hubiera leido el pensamiento.
Miralles me fascina y sobre todo me emociona.

Un besote
Hoy puede ser un gran día

Avatar de Usuario
Luisa
Serratiano master del universo nivel 2
Mensajes: 6222
Registrado: Jue Ene 11, 2007 7:52 pm
Ubicación: SEVILLA (España)
Contactar: Sitio web

Jue Mar 08, 2007 12:09 am

Miralles es buena persona y a través de las entrevistas estamos conociendo su sensibilidad como músico, Serrat lo supo elejir y ambos se complemetan perfectamente.

Luisa
Luisa

Dondequiera que estés, si te acuerdas de mí.

Volver a “Poetas y Músicos”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados